Actores que bailan

 

 

 

Pronto encontrarás aquí, mas datos sobre el taller del 2009 de " Danza para actores"

mientras tanto te contamos…

 

¿ Por qué aprendería danza un actor? 

 

No existe un solo método de interpretación, hay diferentes formas y el modo de trabajar es absolutamente personal.

Se consigue mediante conocimientos adquiridos en clases y a través de la experiencia.

 

Al igual que no hay un actor idéntico a otro, no hay una misma forma de acceder a la actuación,

a unos les servirá un método ortodoxo y a otros la intuición y la práctica. Lo realmente importante es que el actor comunique.

 

El actor debe contar con la mayor cantidad de herramientas para comunicar,

de modo que su arte, no se vea limitado por su capacidad y formación.

La auténtica preparación del actor debe consistir, entonces, en despertar una serie de capacidades que permitan la ,

la creación, imitación, la incorporación de personajes en acción, en conflicto.

Es un trabajo que requiere una educación a fondo de la sensibilidad y de la capacidad de observación.

Las clases estarán desarrolladas con un método progresivo,

siempre dentro del marco de la expresión espontánea del alumno.

Los contenidos que se trabajen estarán formulados para conformar un curso de creatividad expresiva.

Se tratará de ayudar a desarrollar la capacidad creadora de los individuos por medio de la música,

dentro de lo que de creativo tiene el arte de hacer humor. 

 

 

Danza para actores, no sólo es para bailar.

 

 

Además de ser una buena opción para reducir el estrés y superar la timidez, el baile estimula la circulación sanguínea y mejora la flexibilidad y la resistencia.

 

Sin duda, no hay mejor fuente de salud que el baile. Especialistas médicos afirman que  “su inclusión debe realizarse en lo que los médicos llamamos ‘estilos de vida cardiosaludables’ como un integrante que va a contribuir a mejorar la salud física, y sobre todo en determinados grupos, como los ancianos”.

 

Está claro que este ejercicio no entiende de edades. Ni de clases. Tampoco de profesiones. “Tenemos alumnos de todo tipo, y en todos los niveles. Desde un actor hasta un banquero”, precisa Agustina Martínez, bailarina, coreógrafa y docente de danza.  

Pero si hay una receta común es la constancia. No en vano, el ejercicio físico aislado no consigue generar efectos visibles para la salud. Según los especialistas, bastan 30 minutos, tres veces por semana. La elección dependerá de los gustos y del estado de salud.

Cada baile tiene sus propiedades. Así, la elongación que practicamos al comienzo de las clases es muy efectiva para hombres y mujeres mujeres. Esta práctica no sólo hace desaparecer cualquier tensión física o psíquica, sino que previene la oxidación muscular, y otras afecciones provocadas por el paso del tiempo.

 

En el caso de las mujeres, ciertos movimientos durante la clase de baile, favorecen el buen funcionamiento del aparato reproductor: fortalecen los músculos de la vagina y mejora las molestias de la menstruación y la menopausia. 

 

Hay que informarse, por tanto, antes de ponerse ‘manos a la obra’. Los especialistas desaconsejan, por ejemplo, el flamenco en casos de desviación de columna, debido a los perjuicios que supone la vibración de los taconeos.

Y aconsejan el ballet ya que mejora la postura y la conciencia del propio cuerpo.

En las clases de jazz, los ejercicios de ballet se suman a la rutina para lograr justamente este objetivo. 

Todo es cuestión de organizarse. “En aquellos casos en los que se pretenda ejercitar y/o fortalecer la musculatura de los miembros superiores puede buscarse realizar determinados tipos de baile donde se utilicen más dichos miembros, aunque en general el baile conlleva movimientos de múltiples y grandes grupos musculares”, Asegura Agustina.

Todo son ventajas: el baile contribuye a ejercitar la coordinación y agilidad de movimientos, así como el equilibrio. Además, favorece la tonificación de la piel y aumenta el drenaje de líquidos y toxinas. De hecho, más de uno ha cambiado ya el gimnasio por la pista de baile. “La gente a la que no le gusta la gimnasia encuentra en nosotros una fórmula ideal para mantenerse en forma de manera divertida”, puntualiza Agus, responsable de este curso novedoso y divertido.

   

 

Beneficios

Además de ser una buena opción para reducir el estrés y superar la timidez, el baile estimula la circulación sanguínea y mejora la flexibilidad y la resistencia

Físicos

  • Cardiovascular: Bailar facilita la circulación de la sangre y el tono de la piel. El sistema respiratorio y vascular también se benefician de esta actividad.
  • Grasa: Favorece el drenaje de líquidos y toxinas, así como la eliminación de las grasas.
  • Aspecto: Muchas de las posturas negativas derivadas de la vida sedentaria se corrigen con la danza. La cabeza y el cuerpo erguido y el paso armonioso mejoran la presencia física.
  • Obesidad: Combate el sobrepeso, la obesidad y los niveles elevados de colesterol.
  • Músculos: Fortalece los grupos musculares y mejora la flexibilidad, la fuerza y la resistencia.
  • Coordinación: Con el baile se ejercita la agilidad y la coordinación de movimientos, así como el equilibrio.
  • Madurez: En edades maduras es recomendable para paliar los dolores articulares y la osteoporosis y prevenir el envejecimiento.
  • Niños: Corrige trastornos congénitos y malas posturas. Como método pedagógico, les permite desarrollar el oído musical, el sentido del ritmo, la memoria y la expresión corporal.

 

Psíquicos

  • Socialización: La danza es un buen método para superar la soledad y la timidez y establecer nuevas relaciones.
  • Relajación: Permite desinhibirse y liberar tensiones.
  • Autoestima: Al son de la música se reduce el estrés, la ansiedad y la depresión, ya que ayuda a expresar las emociones y canalizar la adrenalina. Bailar levanta el ánimo y eleva la autoestima.
  • Confianza: Fomenta la confianza en uno mismo y la claridad de pensamiento.
  • Danzaterapia: contra problemas de espalda y osteoporosis
  • Es también un buen ejercicio para cuerpo y mente. El baile es una de las actividades más beneficiosas para la rehabilitación cardiovascular. Y no hace falta ser ni Fred Astaire ni Ginger Rogers. Con sólohacerse un tiempo  en la semana, cualquiera puede dejarse llevar por los efectos del baile. Sin distinciones. La modalidad es indiferente. Las ventajas, infinitas.

 

 

“El baile moviliza grandes grupos musculares, algo que resulta muy positivo para diferentes enfermedades, entre ellas destacan las patologías osteoarticulares, mejorando aspectos como la flexibilidad, fuerza y resistencia”.

Y es que el baile no sólo es una buena forma de combatir la obesidad y quemar calorías. Quienes sufran rigideces articulares encuentran asimismo en él un gran aliado. Como también aquellas personas con problemas de circulación, ya que estimula el flujo sanguíneo y el funcionamiento del sistema respiratorio.

 

 

 

 

 

                            

volver al inicio      volver a cursos

 

Anuncios

Acerca de Teatro de Humor

El humor salva vidas, el teatro las mejora. El teatro de humor es perfecto.
Esta entrada fue publicada en cursos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s